Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, mostrar contenido multimedia, analizar hábitos de navegación, crear estadísticas de uso y ofrecer sus servicios. Puede deshabilitar su uso, eliminar, u obtener más información sobre estas cookies en nuestra política de cookies. Al visitar este sitio web consiente el uso de estas cookies. Para más información, consulte nuestra política de cookies.

En esta página, usted puede navegar por la cronología hitórica de la Hermandad.

 

Para ello, pulse aquí

Publicado: 22 Febrero 2012
Visto: 5177

32AntonioOrdonezAraujoAntonio Ordóñez Araujo nació en Ronda el 16 de febrero de 1932 en el seno de una familia taurina pues su padre fue el matador de toros Cayetano Ordóñez «El Niño de la Palma», por lo cual muy joven comenzó de becerrista. Cambió su domicilio a Sevilla a la calle 23, Villa Santo Ángel de Nervión, y cursó sus estudios en Los Escolapios. Con sólo quince llegó a la Hermandad de la Soledad, parece ser que por la intervención, de Antonio Petit García, ingresando de hermano el 21 de marzo de 1947.

El siguiente año debutó en público, tomando la alternativa en Madrid el 28 de junio de 1951, comenzando entonces una extraordinaria carrera, ocupando ya el año siguiente la cabeza del escalafón taurino. Se retiró en 1968 y, según muchos, fue el principal matador de toros de la segunda mitad del siglo XX. Su mito, vivo hoy, se incrementó por su amistad con personajes como Orson Welles o Hemingway. Por su trayectoria profesional recibió del Gobierno en 1999 la medalla de oro al mérito del trabajo.

En lo que respecta a la Hermandad de la Soledad, después de su ingreso en 1947, donó en 1950 su primer traje de luces con el se ejecutó una saya en el taller de Carrasquilla, y que se estrenó en el besamanos celebrado el 19 de enero de 1951. En el mismo culto celebrado tres años después, N.ª S.ª de la Soledad lució el pasado del manto de salida cuya base de terciopelo de Lyon donó Antonio Ordóñez. 

Publicado: 19 Febrero 2012
Visto: 3641

30SantiagoMartinezMartinSantiago Martínez nació en Villaverde del Río en 1890 y se trasladó a Sevilla en 1906, donde estudió en su Escuela de Bellas Artes, recibiendo la formación pictórica de Gonzalo Bilbao y García Ramos, aunque en su etapa madrileña se influenció por el estilo luminoso de Sorolla, a quien conoció y trató algunos años. Con esta base formativa y sus cualidades naturales desarrolló un sereno impresionismo, sobresaliendo en su temática los asuntos costumbristas, pero plasmados desde el academicismo, huyendo de triviales interpretaciones .

Estuvo integrado en las corrientes intelectuales de la Ciudad, ingresando en el Ateneo y por ello encarnó al rey Baltasar en la Cabalgata de 1924. Llegó a la Hermandad de la Soledad por su concuñado Manuel Petit, y cabe destacar en lo personal su matrimonio con Pilar Caro Villegas, de cuya unión nacieron cuatro hijos: Santiago, Carlos, Diego y Adolfo. Precisamente, ellos son los beneficiarios del honor de portar una manigueta de las andas de N.ª S.ª de la Soledad, ya que este fue el pago inmaterial que la Hermandad otorgó al autor por la creación y dirección artística de la impresionante obra del paso, como quedó reflejado en el acuerdo del cabildo de oficiales celebrado el 13 de mayo de 1951, donde se decidió «vincular en propiedad a don Santiago Martínez Martín autor del felicísimo dibujo del nuevo paso, la manigueta anterior derecha para que sea servida por él o sus herederos en línea directa, en las procesiones de penitencia de nuestra cofradía». La singularísima creación fue gestada en 1947, y se desarrolló durante unos años debido a la complejidad y riqueza de su programa iconográfico, para el cual realizó numerosos dibujos, once de los cuales entregó en mayo de 1949, poco antes de que comenzara la ejecución de la talla del paso. Estos dibujos y los vaciados en escayola de la imaginería fueron donados a la Cofradía de la Soledad por su hijo Santiago Martínez Caro, en nombre de la familia, en septiembre de 1995.

El diseño del paso no fue la única dedicación del artista a su Hermandad, pues intervino en la policromía de la Imagen de la Soledad en dos ocasiones: primero en 1953, y en 1970 específicamente sobre las manos. Tras una longeva vida falleció este creador soleano el 11 de noviembre de 1979, celebrándose dos días después misa por su alma delante de N.ª S.ª de la Soledad.

Publicado: 19 Febrero 2012
Visto: 3533

31FranciscoRuizRodriguezEn 1884 nació Francisco Ruiz Rodríguez, a quien nadie conocía por su nombre, sino como «El Maestro Curro» o «Curro el dorador». Abrió su taller de talla y dorado en 1913 en la calle Siete Revueltas número 10, donde salieron excepcionales obras como fueron los pasos del Cristo de la Salud de San Bernardo, el del misterio de la de San Juan de la Palma o el de su Cristo de las Tres Caídas de San Isidoro.

Su relación con la Soledad se remonta a agosto de 1918 cuando un joven Antonio Petit García, poco antes de tomar la dirección soleana como mayordomo, le pidió presupuesto para una reforma integral del paso que fue aprobado, comprobando Sevilla el resultado el Viernes Santo siguiente. En 1921 ingresó en la nómina de hermanos de la Soledad y dos después ejecutó el segundo doselete tallado y dorado que tuvieron esas andas. Sin embargo aún le quedaría la responsabilidad de plasmar en madera dorada la idea del paso de Santiago Martínez, con el que mantuvo estrecha relación y amistad, a pesar de las lógicas discrepancias, debidas a la dificultad de la ejecución de esa obra de arte. El paso, que salió el Viernes Santo de 1951, fue elogiado por todos, labor que le fue reconocida con carácter oficial, ya que por este y otros trabajos le fue concedida por el Ministerio de Educación la Gran Cruz el Alfonso X El Sabio, que le impuso Antonio Petit García el 21 de septiembre de 1952.

No acabaría aquí su dedicación para su Hermandad de la Soledad, pues fue el gran protagonista de la reforma, restauración y redorado del altar de la Capilla en 1957, con motivo de los actos del IV Centenario. Francisco Ruiz Rodríguez, «El Maestro Curro», falleció en 1961.

Publicado: 19 Febrero 2012
Visto: 7031

29TomasRuizVelaTomás Ruiz Vela nació en México aunque su familia regresó muy poco después a Sevilla. Como vecino del Barrio de San Lorenzo en la calle Capuchinas ingresó en la Hermandad de la Soledad en 1950, y cuatro años después entró en la Junta como prioste, cargo en el que reflejaría sus innatas cualidades artísticas. Precisamente en estos años, este pintor autodidacta que dominó el óleo y la acuarela se especializó en la cartelería, obteniendo cinco primeros premios de las Fiestas Primaverales de Sevilla: en 1947 con «Acólito», en 1952 con «Contraluz», en 1953 con «Sacra Faz», en 1954 (año en que fue pregonero el soleano García-Posada) con «Santo Madero» y en 1955 con «Noches de abril» dedicado a la Feria, aunque sin embargo queremos resaltar las extraordinarias ilustraciones que pintó para el libro de firmas del homenaje a Antonio Petit García en 1953.

Se caracterizó por una desbordada simpatía así como por su carácter bohemio, hecho que le permitió aventurarse en nuevas empresas, como fue la de dejar su tierra marchando a París, donde se casó con una sevillana. Muy enfermo regresó a su Ciudad donde volvería a ver a su Virgen de la Soledad, antes de morir en 1976.

Publicado: 19 Febrero 2012
Visto: 4072